REI: Energía Universal –y– KI: Energía Vital

Reiki es una técnica japonesa cuya función es canalizar la energía que nos rodea hacia nosotros y otras personas y libera la energía vital que está bloqueada en nuestro cuerpo.

Sirve para potenciar nuestra capacidad auto-curativa y crear un estado de armonía y equilibrio físico, mental y emocional.

Reiki sirve para tratar dolencias físicas, mentales, emocionales y como un método anti estrés muy eficaz.

En algunos hospitales, se usa para aliviar el dolor de pacientes y ayudarles a superar los efectos secundarios de tratamientos, sobre todo en oncología.

Puede usarse en combinación con una terapia psicológica tradicional y como complemento a un tratamiento con fármacos anti-depresivos.

En términos generales, Reiki es una energía externa que “captamos” y canalizamos hacia nosotros mismos o hacia otra persona. Esa energía externa es la que desbloquea nuestra propia energía vital cuando no fluye.

Reiki actúa de tres formas:

  1. A corto plazo, proporciona una sensación de relajación y bienestar.
  2. A medio plazo, fortalece y estimula nuestras capacidades auto-curativas.
  3. A largo plazo, favorece un cambio positivo de hábitos y comportamientos más saludables.

Terapia con Reiki – 35 Euros (60 min. aprox.)

Pack ahorro de 4 sesiones – 120 Euros